Amigo Fundación: Construir un futuro para los jóvenes

Un hogar dividido. Abandonos escolares Merodeos diarios en la calle. Un grupo de jóvenes. Una seria de violaciones legales. Alguna oportunidad para una  vida mejor?

La fundación Amigo Costa de Marfil aborda precisamente el problema de la falta de perspectiva para muchos jóvenes en el pueblo de Niangon Loaka, en Yopougon, Abidjan.

Los niños y adolescentes, todos varones, del centro tienen entre 13 y 18 años y vienen de un entorno social difícil y con problemas con la ley, su familia o el sistema educativo.

El triple objetivo del centro de formación AMIGO cubre varias problemáticas sociales dando las mejores y reales perspectivas fiables a los niños y adultos jóvenes que arriesgan extraviarse de otro modo:

 

  • Asistencia social

Actividades y talleres con el objetivo de desarrollar un sentido de responsabilidades y de transferir los conocimientos claves de la vida para rendir que aprendices y los estudiantes obtengan independencia.

  • Formación profesional

Programa de formación de dos años para los oficios artesanales con una ceremonia de graduación

  • Formación profesional continua

Seguimiento post-diploma de tres años para impedir la explotación de la mano de obra y de garantizar el éxito de la reintegración social del ex-aprendices.

 

La continuidad y perseverancia son fundamentales para el centro AMIGO.

Por lo tanto, es importante que cada padre se comprometa a permitir al niño asistir regularmente al programa de educación y de formación del centro. Los estudiantes y aprendices sólo pueden volver a emprender su camino cuando todas las personas de su entorno reman en la misma dirección.

Hoy, AMIGO cambia la vida de 60 hasta 70 hombres jóvenes en su centro de formación socioeducativo de Niango Loaka. Sólo recientemente, hace 8 meses, que la actividad se amplió mediante la inauguración de un segundo centro para el mismo número de chicas.

YouTooday está contento descubrir la actividad del centro y su causa social durante nuestro encuentro con Padre Vicente, director del centro viviendo el-mismo en el lugar de AMIGO. “Habitualmente, juego con los niños con pies descalzos y no llevo más que unos shorts”, nos dijo con una gran risa “pero recibiendo invitados, estoy capaz de hacer un esfuerzo.”

Para Padre Vicente, la Fundación AMIGO es más que un simple trabajo cotidiano. Es un compromiso de luchar sin descanso por el impacto positivo que pueda realizar personalmente con si equipo para los niños necesitados en el barrio más grande de Abidjan, Yopougon.

Follow

Get the latest posts delivered to your mailbox: